lunes, 1 de noviembre de 2010

PROCESOS PEDAGÓGICOS : CONFLICTO COGNITIVO


PROBLEMATIZACIÓN O CONFLICTO COGNITIVO

Es el momento de crear un “conflicto cognitivo”, es decir enfrentar al estudiante a un nuevo desempeño que debe tratar de resolver haciendo uso de todos sus recursos disponibles. Si el problema no le es exigente y lo resuelve con mucha facilidad es que no existe conflicto, probablemente se le está pidiendo hacer algo que ya domina y no encierra para él ningún reto.

La problematización genera desestabilización en el estudiante, inseguridad frente a lo que sabe, cierto temor frente a lo nuevo y desconocido y despierta ganas de abandonar la tarea. En este momento el docente debe animar a los estudiantes a continuar, a buscar las respuestas usando las estrategias conocidas o creando nuevas, debe darles seguridad sobre sus posibilidades de llegar a la solución del problema. Para ello es muy importante haber dosificado adecuadamente el grado de dificultad de la tarea o prueba, saber que el estudiante cuenta con herramientas de base y que la solución exige un desempeño que puede alcanzar con esfuerzo, pero que está a su alcance.

El trabajo de grupo en este proceso puede ayudar mucho. Cada quien aportará sus conocimientos y especulaciones y en conjunto irán construyendo una hipótesis sobre la solución de la tarea. Todavía los estudiantes no deben consultar información oficial, se trata de hacer un planteamiento acerca de lo que el estudiante cree que es el camino y la respuesta correcta.

Una actividad de problematización puede funcionar simultáneamente como actividad de motivación y de exploración, ya que el estudiante puede sentirse interesado en resolver el problema y para hacerlo debe explorar, seleccionar y usar sus conocimientos previos. La problematización le obliga a pensar y desarrollar su capacidad cognitiva.

Problematizar no es sólo poner problemas matemáticos, puede ser pedirles una definición de algo nuevo, plantear un procedimiento que no conocían antes suponiendo una estrategia que nace del cómo creen que puede ser, presentar un esquema de síntesis del tema que recién se va a estudiar, resolver la prueba de salida que se aplicará al final de la Actividad, preparar una exposición sobre la base de supuestos...

Es importante no calificar ni corregir estas propuestas hasta que lo hagan ellos mismos más adelante, cuando cuenten con todos los elementos necesarios. Por ahora bastará dejarlas a la vista y si es posible que los mismos estudiantes contrasten las distintas hipótesis planteadas por otros: ¿estará bien este planteamiento? ¿por qué? ¿es lógico? ¿es imposible?... Aquí se puede crear expectativa por saber la respuesta correcta, lo que reforzará la motivación por aprender.

Alumnos de la I.E Jorge Portocarrero,en Ventanilla. Profesora Judith Vargas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada